jueves, 26 de julio de 2018

Man

En 2002 fuimos por primera vez a veranear en Galicia, en Laxe, un pueblo pesquero y playas agradables. En los alrededores descubrimos lugares tranquilos y una naturaleza desbordante a lo largo de toda la Costa de Muerte, que abarca de Malpica a Camarillas. En Camelle descubrimos a un viajero alemán que se había decidido a quedarse en el pueblo y crear un espacio muy especial en las rocas, algo así como un museo con las cosas que recogía en los alrededores. Este alemán fue aceptado por los habitantes de Camelle, y como no sabían nada de él, excepto que era alemán, así que le empezaron a llamar le Man y así se quedó con ese nombre. 

Unos años después Man presenció cuando vio el hundimiento de un barco que provocó  una estela de lo que se llamó chapapote, no otra cosa que petróleo contaminante en buena parte de la costa del norte de España. 

El museo de Man quedó destrozado y ya no se recuperó del dañó producido. Cinco meses después murió deprimido.






Man en una estancia de su museo


Man nos daba una hoja a los visitantes y nos pedía 
que escribiéramos o dibujásemos algo para él.








    






















No hay comentarios: