domingo, 30 de enero de 2011

¿Qué podría ser más terrible que "un suicidio del alma"? (Tagore)

Si eres mujer, hombre, padre, hijo, político, no político, religioso, no religioso, nacionalista, no nacionalista, trabajador, parado, blanco, no blanco, profesor, alumno, matemático, poeta... te sugiero la lectura* del libro con el que siempre soñé sobre lo que debería ser un bestseller: Sin fines de lucro, de Martha C. Nussbaum (Katz Editores) 2010), que ya comenté hace poco.

Ahora acabo su lectura y reproduzco el último párrafo: "Si el verdadero choque de las civilizaciones reside, como pienso, en el alma de cada individuo, donde la codicia y el narcisismo combaten contra el respeto y el amor, todas las sociedades modernas están perdiendo la batalla a ritmo acelerado, pues están alimentando las fuerzas que impulsan la violencia y la deshumanización, en lugar de impulsar las fuerzas que impulsan la cultura de la igualdad y el respeto. Si no insistimos en la importancia fundamental de las artes y las humanidades, éstas desaparecerán, porque no sirven para ganar dinero. Sólo sirven para ganar algo mucho más valioso: para formar un mundo en el que valga la pena vivir, con personas capaces de ver a los otros seres humanos como en sí mismas merecedoras de respeto y empatía, que tienen sus propios pensamientos y sentimientos, y también con naciones capaces de superar el miedo y la desconfianza en pro de un debate signado por la razón y la compasión."

* Lectura en la compañía de un cálido papel al tacto y un diseño agradable, sin problemas de pilas ni egos tecnofrikis.

Portada de Sin fines de lucro, libro de Martha C. Nussbaum

1 comentario:

Eduardo Ruigómez dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=zDZFcDGpL4U&feature=player_embedded